Unas 2.500 ovejas bajan de Castanesa a Alcarrás

Miles de ovejas han empezado la trashumancia este mes y están bajando desde las cumbres del Pirineo hasta el plan, a pesar de que encara las temperaturas son suaves a las comarcas de montaña. Hace unos días lo hizo una manada desde los prados de Aneto en dirección a Monzón atravesando pueblos como Vilaller, en el alta Ribagorça. Unas 2.500 ovejas más han iniciado su viaje desde la sierra de Seis, al valle de Castanesa, hacia Alcarràs, atravesando cañadas históricas.

Por su parte, ganaderos de Esterri ya reúnen estos días sus manadas en el alta montaña para iniciar el descenso a los corrales de poblaciones del plan. Los municipios por donde pasan, como es el caso de Vilaller, reclaman que se cuiden y mantengan las cañadas o pasos de ganado como elemento histórico a proteger.

Scroll to Top